jueves, 15 de agosto de 2013

La Cobardía, Instrumento Satánico.


¡La cobardía, instrumento satánico!

La cobardía hoy por hoy está afectando nuestra sociedad, a nuestros hijos a nuestra  hermandad,  la inseguridad y una fe cada vez  más extinta en el cristiano, es el producto del sentimiento de cobardía.

Vivimos  en un mundo agresivo,  completamente lleno de maldad, en un mundo impredecible, en medio de una sociedad donde el temor, la ansiedad y el miedo se apoderan cada vez más del ser humano. Violaciones, asesinatos, homicidios, parricidios, periódicos  o programas televisivos completamente amarillistas, causan en el ser  un trauma  psico-emocional y provocan en el hombre una inseguridad, que los ha llevado al extremo de quitarse la vida. Sabiendo que nadie puede, ni tiene la potestad sobre el fas de la tierra de quitarle la vida a otro ni mucho menos quitarse la vida el mismo. “Como si la vida la vendieran en el supermercado” El único que puede quitar la vida es Dios quien la dio…bueno, de alguna manera los cristianos debemos poner los pies sobre la tierra y darnos cuenta  que en medio de este mundo carcomido por el pecado hemos nacido, nos movemos y vivimos. Y todas estas cosas de alguna manera repercuten en nosotros, en nuestros hogares, en nuestras familias. Tenemos dentro de la iglesia a cristianos con traumas emocionales y presentando síntomas de inseguridad y muy poca auto valoración.
Dentro de la palabra de Dios encontramos muchas personas que permitieron que fuese sembrada en ellos la semilla satánica de la cobardía. Tenemos el ejemplo del obrero que escondió su talento al sentir miedo de perderlo y que su señor lo fuere a reprender. O aun el mismo ejemplo del apóstol pedro cuando entra al patio del sumo sacerdote, sintiéndose acosado, frustrado lleno de cobardía, “negó al señor” y no frente a un soldado aguerrido preparado para la batalla empuñando una laza…Sino frente a la portera dijo: ¨No soy¨, recordemos también cuando el señor dispuso subir a cumplir con su ministerio a Jerusalén pedro con miedo dijo: “señor no subas a Jerusalén te darán muerte” Jesús le dijo: apártate de mí satanás. El miedo, la ansiedad, la frustración, el desánimo y la cobardía son unas de las herramientas más sutiles que el enemigo ocupa para distraer de su obra y propósito al cristiano fiel y verdadero…
Pero (II Ti 1:7,8) dice: “Porque no nos ha dado Dios un espíritu de cobardía sino de <<poder>> de <<amor>> y de <<dominio propio>> Por lo tanto no te avergüences de dar testimonio de nuestro señor “sino participa de las aflicciones del evangelio” “según el poder de Dios” Déjame decirte cristiano que “entre más grande sea tu desafío o el problema en el que te encuentre, más gloriosa será tu victoria” La semilla destructora y diabólica  de la cobardía que el enemigo quiere sembrar en tu corazón  únicamente puede combatirse y contrarrestarse con la valentía y el poder de aquel que actúa en nosotros. El mismo que levanto a Jesucristo de entre los muertos poniéndole a la diestra del padre. El Espíritu Santo.
“la grandeza de un siervo no consiste en que puede hacer por sí mismo (perse) sino que puede hacer con aquel que es poderoso y que  va delante del cómo poderoso gigante…” (J.Serrano)
Quiero finalizar diciendo las palabras que Jehová dijo a Josué: “Nadie podrá hacerte frente en los días de tu vida, como estuve con Moisés, estaré con tigo, no te dejare, ni te desamparare…”

“No escuches la voz del maligno cuando te dice NO PUEDES”                            Hno. Jaime Serrano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada